Mostrando entradas con la etiqueta Prosa poética. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Prosa poética. Mostrar todas las entradas




Cruz errante

Tras la cena, la joven siente mariposas en el estómago. Va al WC a lavarse los dientes y se le cae el dentífrico de las manos. Está pensando en mí; lo sé desde el primer día. Aunque ría mi necedad y siga su vida –recapacita.

Amor prohibido en un mundo que sucumbe; telarañas que tejen sus redes y corderos degollados. Él conoce sus verdades, y miente. Es un hombre escamado. Nadador insaciable de la vida. Crupier con cartas marcadas; repóquer. El juego es su fortuna y el ring su pensamiento. Puñetazos en el abdomen. Viento.

El yogur manchó su camiseta, y la noche cubrió su cuerpo para que dejara las teclas. Sufrimiento. El pensamiento sigue la tarea. Mujer. Hombre. Animal. Perro. Hembra que ondula sus caderas cuando olfatea a su macho. No sabe que vive con otra, que no le hace caso. Directo y KO.

Derrotada, sigue en el cuadrilátero. Únicamente lo dejará con los pies por delante. Envuelta en sudario y caja de pino errante. Las paredes huelen a cadáver. Crucifijos. Padres Nuestros y Aves Marías. Reza por la noche y reza por el día. Nadie la escucha. Y sigue en la ermita.

Oraciones que acaban en los desperdicios; rodeada de vida infecunda. El calor invade su hechura. Se lanza al contenedor. La recoge el camión de la basura. Acaba en el vertedero; junto a todo lo que no sirve. Vecina de muertos. Camisa de fuerzas: habitación sin vistas. Gritos. 

Las mariposas ya no vuelan. Alas fragmentadas remachadas sobre el corcho de una habitación pétrea. Cobardía. Inseguridad. Mentiras de celofán. Miseria.

©Anna Genovés
30/11/2014
Todos los derechos reservados a su autora
Imagen tomada de Google
Mis agradecimientos al fotógrafo Ruslam Lobanov



Amy Winehouse "What it is" subtitulada en español




                                         

Cruz errante

by on 19:19:00
Cruz errante Tras la cena, la joven siente mariposas en el estómago. Va al WC a lavarse los dientes y se le cae el dentífri...



Enjambre de typewriter

Una taquimeca de ordenadores, caminaba a ritmo de jazz callejero; su hombre la esperaba entre témpanos de cristal y lacustres bocanadas de cigarrillo.

El amor era un suicidio
inefable. Nubes de terciopelo
brazos móviles de paja.

Salía del trabajo como una penitente de rosario nazareno. Llevaba el tic de las cartas móviles en su cabeza; un repicar de campanas solícitas e ingrávidas que apabullaban sus entrañas.

Gris, blanco; epidermis cerúlea que anida un sortilegio mágico mientras el sexo convaleciente se apaga.

Enteriza, miraba los reflejos de escaparates y de carteles con destellos. Deseaba seguir inerte. Sin embargo, parecía que una voz la hipnotizara: “Compra. Compra...” –voceaban lo maniquíes vestidos de ángeles celestes.

Salía del gentío pensando en el crimen que iba a cometer; enredada en las piernas del gélido amante que apagaba su vorágine en un cuartucho de hotel.

Inodoro marrón con heces
amasijo de otros cuerpos
enjambre impúdico. Deseos.

Veloz se escurrió por callejuelas llenas de charcos donde el Jericó de un completo a veinte euros reinaba inmemorial. Subió las escaleras mecánicas como si fueran dedos que se posaban en sus pies esponja. Dobló la esquina del pecado.

El hervidero sonoro de su typewriter táctil, lamió su piel, erizó su bello, besó su alma. Lengua autómata que no habla. Vergüenza que torna la dermis cobre niquelada. Escupe miserias.

El varón seguía sus movimientos con párpados entornados desde el cuarto esmeralda. Se diría que toda la vida andaba haciendo lo mismo: picando flores. Alfileres clavados en un globo hinchado.

Material consumado y consumido
soplos de aire
oxígeno. Garganta ahogada.

Impúdico, salivó en exceso relamiendo la fruta madura que satisfaría el deseo de su sexo. El ventilador de molinos de viento, giraba. Brazos de alcohol cortando el viento. Cizalla.

El amor era peligroso. Medusas de cabello blancas; pez espada retorcido entre olas de rascacielos.

Al abrazo siguió un beso rojo pasión que hizo caer sus brazos al suelo. Amarillo limón, salpicado de manchas. Las sábanas de almidón pretérito. Ciegas sus palabras, pasó a la acción. Sus pies olían a queso fuerte: los tomó entre sus labios y los devoró. Sándwich de cuajada.

Grietas esculpidas en roca insana
esputo verde
carnosidad de montañas. Diligente.

¡No todo eran taquígrafos impertinentes! Papeles ventosas que se adherían a sus poros. Metal fluorescente que quemaba. Espuma de mar entre ruidos de vehículos y caras asustadas.

El amor era un suicidio
Asesina. Mujer escarlata
Nouvelle de dos rombos. Lacra.


©Anna Genovés
11/11/2014

Todos los derechos reservados a su autora

Ella Fitzgerald - Body and soul
(Subtítulos en español)

                                                        





Aroma a hembra

Entreabrió los labios frutados e introdujo su lengua en la concavidad húmeda y deseosa que lo esperaba. Nexo que se adentró en las profundidades eléctricas; temblorosas. La besó voraz hasta saciarse. Minutos perpetuos que agotaron su organismo. La mujer marcada que nunca lo miraba, estaba a sus pies (merced a sus deseos). Presa furtiva y cazada. Aroma de hembra pecadora que gemía con su fuego. Rosa de pétalos negros e interior grana. Condensada en una hechura sutil y oscura. Enamorada. Amarrado a sus caderas, sedujo su templo ígneo con balanceos pélvicos que perturbaron su figura. Cuerpos mecidos al compás de las olas indómitas. El Cantábrico perverso que rompe en la orilla, tragando el paseo de asfalto y las calzadas azarosas. Flor que nace y se devora a sí misma. Ansias consumadas. Disfrute de sentidos. Goce eterno.

Nirvana. El sexo tumefacto, gravita.

©Anna Genovés
12/09/2014
Puedes seguirme desde mi web Memoria perdida blog


Barry White - Never, never gonna give you



Aroma a hembra

by on 17:17:00
Aroma a hembra Entreabrió los labios frutados e introdujo su lengua en la concavidad húmeda y deseosa que lo esperaba. Ne...









Soñar con Marte


Deseó vivir en Marte. Y apenas acarició la Luna.

Dedos gruesos y hermosa cabellera. Los sueños se esfumaron en una cafetera. Discerniendo pensamientos en su carne fermentada. Caminando sobre el asfalto de madera. Pasillo arriba, pasillo abajo. En su casa: una nevera. Sus manos se agrietaron y dejaron la pluma en el tintero. Dejó de soñar. Dejó de escribir cuentos. Se levantó a fumar un pitillo. Volvió al lecho.


Deseó vivir en Marte. Y fue una legaña.

Pegada a los ojos de las ventanas. Adosada a las pestañas de las puertas. Nariz que husmea. Boca lisiada en morada ajena. Hereje de finca terrena.


Deseó vivir en Marte. Y nadó en una pecera.

Acoplado su cuerpo a las deformidades apáticas. La vejez llamó una mañana, y la siguiente, estuvo muerta. Sus cruces se hicieron llagas. Sus martirios, calaveras. Su música dejó de sonar. Los R&B perdidos en la hoguera. Y mientras siguió la rutina de la noche; esperó quieta. No hubo luz. No hubo juegos ni osos de peluche o muñecas.


Deseó vivir en Marte. Y fue una gota pasajera.

Lluvia cayó sobre la alfombra mojada. Comió hierba. Brotes secos. Flores blancas. Lirios estilizados y lechugas interfectas. Los platos vacíos. Las fuentes llenas. Las mesas sin sillas. Las camas sin telas. La mañana fue gris. La tarde grana. La noche índigo. Como su alma templa.


Deseó vivir en Marte. Y apenas acarició la Luna.

Pidió que leyeran sus letras. Viento efímero que vuela. Un día dejó de soñar. Dejó de escribir quimeras. Dejó de existir. Igual que vino al mundo, marchó en una aurora tétrica.


©Anna Genovés
31/08/2014

Registro Propiedad Intelectual
V ― 490 ― 14
Imagen tomada de Google
Mis agradecimientos al fotógrafo
Ruslan Lobanov


Aretha Franklin: This Bitter Earth (Subtitulada en español)





Soñar con Marte

by on 21:21:00
Soñar con Marte Deseó vivir en Marte. Y apenas acarició la Luna. Dedos gruesos y hermosa cabellera. Los sueñ...









La flor de tu rocío



Suspira cuando lo ve

sus ojos le acarician

besan la piel

sin posar los labios.

La mudez del sacrificio. Ídolo. Macho alfa u hombre zeta. ¿Quién eres? –pregunta la mujer espesa—. ¡Contesta!

Las facciones anónimas

son tu receta

pócima bautismal

que acrecienta el deseo.

Acaricia la esencia de un calvario perpetúo. Labios fresa. Aroma sexual que enajena los sentidos. Lujuria contenida. Tedio.

Descubre su pecho

en los brazos de Morfeo

cabello oscuro

y piel bronce.

Detuvo la vida en un instante oscuro. Lo deseaba todo y nada obtuvo. Ahora, sobras –mujer dolida—. Lamento.

Músculos prietos

y palabras grises

la miró un día

y hechizó su espíritu.

Aunque el tiempo caduco olvide el deseo apartando el idilio de sus brazos y sus cuerpos –mujer resignada—. Viva.

Manos hermosas

y piernas largas

ríe sus torpezas

y anhela sus palabras.

Adonis frío como la Aurora y tibio como la cera de la vela pecadora. Neptuno y Salacia. Dios y Nereida oceánica.

Todo o nada

nada o la flor de tu rocío

suculento

maná que brota.

Suplicio.


©Anna Genovés
31/10/2013

Modificado
15/08/2014
Propiedad intelectual
V-490-12
Fotografía tomada de Google
Mis agradecimientos al fotógrafo
Anton Belovodchenko



Flower your dew

She sighs when she sees him, his eyes caress you, he Kiss skin without posing the lips. The muteness of the sacrifice. Idol. Alpha male or man zeta. Who are you? –asks the thick woman—. Answer me!  Anonymous factions are your recipe baptismal, potion that it increases desire. Cherish the essence of a calvary lifelong. Lips strawberry. Sexual aroma that alienates the senses. Lust contained. Tedium. Discover your chest in the arms of Morpheus, dark hair and bronze skin. He stopped living in a dark moment. She wanted everything and nothing gained. Now, leftover –hurt woman—. I regret. Tight muscles and grey words. He looked at her one day and she thrilled his spirit. Although outdated time forget to wish away the idyll of their arms and their bodies –women resigned—. Live. Beautiful hands and long legs, he laugh your clumsiness and longs for his words. Adonis cold as the Aurora and warm candle wax as sinful. Neptune and Salacia. God and oceanic Nereida. All or nothing. Nothing or your dew flower succulent. Manna flowing. Torment.

English translation

©Anna Genovés
29/01/2016 


Nina Simone. Tomorrow is my turn. (Subtitulado español)



                                            













Sin recuerdos


Deslizo mis dedos por tus ojos, tu nariz, tus labios… Aquello que deseo tener cerca. Rozar tu piel. Oler tu aroma. ¡Imposible!

No escucho tu persona

no ocupas un lugar en mi memoria

te marchaste sin avisar

creyendo que serías mi ahora.

Sin embargo, nada te retuvo. Ni mis besos ni mi boca. Fruta madura que sigue en el árbol. El deseo es mi esquela. Te veo.

Vagabundo que azotas mis entrañas

mientras vomito tu deshonra

noches de lujuria envilecida

yacías con otra.

Descompongo mis abrazos en el aire. Destrozo la locura que me azota. Y siento que me falta tu aliento. Tu persona.

Tu mirada deseosa

pertenece al pasado

nunca será mi bálsamo

descansas en mi razón.

Retículo oscuro y olvidado que bombea latidos a deshoras. Olfateo tu ropa. Corazón mutilado. Alma violada. Adiós.

Envuelta en una lona

cubro mi cuerpo si hace frío

algodón para el estío

sonajeros en el asfalto.

Juegos de Barbie sin Ken. Necesito un recuerdo. El viento sopla. No te puedo retener. No recuerdo ni tu voz temblorosa.



©Anna Genovés
04/10/2013

Modificada 07/07/2014
Todos los derechos reservados a su autora
Asiento Propiedad Intelectual 09/2015/430
Imagen tomada de Google
Mis agradecimientos al fotógrafo
Russian Lovanob


*Dedicada a todas las personas que están pasando por una ruptura sentimental.



Gloomy sunday - Billie Holiday (subtítulos en español)

                                                            .

Sin recuerdos

by on 13:31:00
Sin recuerdos Deslizo mis dedos por tus ojos, tu nariz, tus labios… Aquello que deseo tener cerca. Rozar tu pi...










Desde el infierno


El hombre dijo que el suicido era la prolongación de la vida. Lo dijo ayer. Lo dice hoy, cuando el cuerpo se pudre y los ojos son de hormigón. Boca pequeña; sonrisa de medio lado. Carne flácida que resbala por las camisas. Medias lisas. Sujetadores apretados.

Podría volar por los aires

derramar los órganos

sobre el chasis de un camión

tomar sedantes…

Sigue impasible, mirando la vida con una jeringa adherida al brazo. Línea vital que no cruza. Lado oscuro rechazado. Engaños y más engaños. Las mujeres lo retinen; llenan sus pulmones de opio: flor maldita. Sábanas luctuosas.

Sexo paralizado en una baldosa

miradas viciosas

soplos de aire turbio

burdel nocturno

Junto a Baudelaire y Lautrec, hablando de horrores. Glandes inertes. Las meretrices se masturban con la muerte. Botellas de Absenta vacías. Pitillos en ceniceros. Delirium tremens. Nada es lo que parece. ¿Por qué los poetas se suicidan? ¿Por qué lo escritores mueren? 

Él se nutre de rencor

ellas de esencia viva

mientras devoran

corazones, suspiran

Venas largas, encharcadas en la noche. La noche que no se acaba. La pobre noche. Mentes prodigiosas derramadas en un cuenco. Un cuenco con sangre negra. Un cuenco. Mueren una y mil veces. Liberan su mente atrapados en un foso. Un foso que nunca muerde. Un foso.

Espíritus amputados

huesos de cristal

músculos de hiedra

intestinos de metal




Desde el infierno

entrañas de vida.


©Anna Genovés
02/04/2013
Modificación 03/08/2014
Propiedad intelectual
V-488/490-14


The sisters of mercy - When you don't see me (subtitulada)